Nueva Zelanda 26-16 Argentina

Foto: Prensa UAR (Flickr.com)

Foto: Prensa UAR (Flickr.com)

El oficio de los All Blacks apareció en el complemento y los campeones se impusieron a Los Pumas, en el primer partido de ambos en el Grupo C de la RWC 2015.

Fuente: www.rugbyworldcup.com

Nueva Zelanda venció 26-16 a Argentina en el Wembley Stadium, en el debut de ambos en el Grupo C de la Rugby World Cup 2015, partido que se jugó ante una multitud de 89.019 hinchas, récord absoluto, ya que el anterior correspondía a las 82.957 personas que asistieron a la final de la RWC 2003.

No fue sencillo para los All Blacks conseguir la victoria. Sí, comenzaron y concluyeron arriba. Es que Los Pumas cometieron cuatro penales en los primeros 10 minutos, dos en ataque y dos en defensa, que los condicionaron en el inicio. Se fueron de campo contrario cuando estaban en ofensiva y, dos infracciones en sus 22 metros cuando resistían los embates rivales, terminaron en aciertos del apertura Dan Carter para el 6-0. El segundo penal significó además el sin-bin para Pablo Matera.

La misma fórmula se repitió a los 19’. Entre la indisciplina argentina y la solidez de Nueva Zelanda, Barnes sancionó otra vez a los sudamericanos y Carter no falló en su tercer intento, para el 9-0. Con efectividad, los actuales campeones sacaron ventaja.

Un minuto después comenzó la remontada de Los Pumas, con el mejor movimiento de la primera etapa. Los dirigidos por Daniel Hourcade tuvieron control, buen manejo en varias fases continuadas y profundidad en los forwards. Así llegaron el try del segunda línea Guido Petti, el más joven del plantel de la RWC, y la conversión de Nicolás Sánchez para quedar 7-9.

El espíritu argentino llevó además a los All Blacks a cometer penales en su terreno y dar la posibilidad de que Los Pumas pasaran al frente. A los 30’ y a los 38’ vieron la amarilla el capitán McCaw –por juego sucio- y Conrad Smith y el apertura Sánchez los cambió por puntos para poner al frente a su equipo por 13-9.

En esos 40’ minutos, Nueva Zelanda no pudo terminar de quebrar la defensa de Los Pumas pero sí forzar infracciones nuevamente. Así, cuando terminaba la etapa, Carter anotó otro penal y dejó el marcador 13-12, con victoria parcial de Argentina.

El oficio de los campeones

El apertura argentino Sánchez estiró la ventaja a 16-12 con un penal a los 2’, para totalizar el encuentro con 11 puntos y el 100% de efectividad a los palos. Desde allí, todo fue “negro” a partir del oficio de los últimos ganadores de la Webb Ellis Cup.

Steve Hansen apostó al recambio y encontró la llave. Entre las modificaciones, envió a la cancha a Sonny Bill Williams, que de entrada mostró con un offload que iba a ser importante en ataque. Ese movimiento no terminó en try sólo porque al wing Nehe Milner-Skudder se le cayó el pase del centro cuando podía haber apoyado en la bandera.

Le costó a los All Blacks romper la defensa argentina, pero finalmente lo consiguieron y por duplicado. Durante 20 minutos tuvieron el control territorial y de pelota y fueron una y otra vez tratando de vulnerar el duro tackle de Los Pumas.

Finalmente, tras un line y maul el escurridizo Aaron Smith mostró toda su habilidad y marcó a los 16’ la primera conquista de su equipo. Diez minutos después, siempre con Nueva Zelanda en ofensiva, el ingresado Sam Cane aportó el segundo e inclinó definitivamente el resultado.

Es que, con las conversiones de Carter, que totalizó 16 puntos y fue el goleador del partido, los All Blacks tomaron una ventaja decisiva de 26-16, que conservaron hasta el minuto 80’ para así festejar un éxito sobre Los Pumas en su debut en la RWC 2015.

Nueva Zelanda jugará su segundo encuentro en esta RWC 2015, el jueves 24 ante Namibia, en el Estadio Olímpico de Londres. Los Pumas, por su parte, viajarán a Gloucester donde Georgia los espera el viernes 25.

RNS hf/jg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.