Una de cal y otra … ¿polémica?

En el mismo día en que Leo Senatore firmó el contrato que lo vincula a la UAR y por ende a la franquicia que representará a nuestro país en el Súper Rugby, la Unión Argentina hizo pública la decisión de declinar la alternativa del CASI como escenario argentino para la competencia. Paralelamente comunicó que se encamina a la elección de la sede definitiva seleccionándola entre las otras posibles alternativas.

Por supuesto que la firma del jugador y el tema de la sede van por cuerdas distintas, pero la gran incorporación se ve opacada (por lo menos mediáticamente) por la “caída” del escenario deseado por muchos. Es allí donde empiezan a florecer los ofrecimientos porque sin duda lo que se vendrá será histórico. Es casi automático que viviendo en una ciudad que respira rugby, empecemos a pensar que si las finales de la URBA volvieron por estos pagos luego de pasar por San Isidro, esta sería otra gran oportunidad de acercar otra gran competencia a las diagonales. La Plata RC o el Estadio Único (aunque este último no se encuadra en el tipo de cancha requerido) han dado sobradas muestras de poder recibir movidas de este tipo.

Volviendo a la negativa y según el comunicado de la UAR, influyeron en la decisión: la demora en la implementación del plan de obras y la eventual incomodidad de vecinos (circuló una convocatoria en oposición en el barrio) y socios del Club Atlético San Isidro con relación a la disputa de los siete partidos correspondientes al Súper Rugby.

La medida ha generado por lo menos la aparición de mensajes de jugadores y personalidades del rugby quienes veían con buenos ojos que “la catedral” recibiera desde el 19 de marzo la competencia internacional.

Twitter CASI NO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.